Stabfigurencompany


En la era de la robóca aparecen las figuras de Stabfigurencompany
en público para demostrar que nuestro futuro , como por ejemplo en el hogar ,
laboriosos robots de trabajo se pueden realmente diferenciar entre buenos o
malos . Nuestras marionetas quieren como los robots solo una cosa ;
ser humanas. Asi no es de extrañar que nuestras figuras tengan reacciones
humanas como la eufor y la ira que nos recuerdan a nosotros mismos
y que nos constatan como la tristeza y la alegria se alternan . Nuestras
figuras te van a gustar . Porque una sonrisa siempre está garantizada.
Si quieres conocerla , manten los Ojos abiertos. ¿ la ves ,
no te olvides de saludar ?

Y como los robots empiezan a descubrir su propio cuerpo ,
con la posibilidad de un dia descubrir su propia consciencia .
Asi buscamos nosotros en nuestros personajes su naturaleza
en vistas a una revitalización . Una inteligencia colectiva
surge de la común acción del titiritero Creandose para los
presentes la impresión de una conciencia artificial temporal.


Isaac Asimov (escritor de ciencia-ficción estadounidense) 1942 - Leyes de la Robótica
1. Un robot no debe dañar a un ser humano o permanecer inactivo y permitir que el ser humano sufra daños. 2. El robot tiene que someterse a las órdenes de las personas, a menos que contradiga la primera ley. 3. Un robot debe proteger su propia existencia, a menos que se ponga en contradicción la primera y segunda ley.







Max Ebert - Titiritero y jefe de la Stabfigurencompany Berlin